Después de 38 años sin saber absolutamente nada de ti, del joven Frans van der Heijde, has contactado conmigo vía Facebook, en un momento muy difícil para mí. Estaba muy cansada, agotada y muy decepcionada, padecía desde hacía unos meses un estado de choque emocional muy doloroso y difícil de aceptar para mí, el golpe más fuerte que hasta el momento he tenido en mi vida.

Y en la distancia, Frans, me has ayudado mucho en mi recuperación, a través de tu don sanador que tú tienes, con la energía que me has enviado. No sólo he notado los efectos positivos de tu tratamiento, física y emocionalmente, también me has enviado con tu tratamiento más paz interior, relajación y aceptación de lo que hay, y me siento más feliz.

Sinceramente, te estoy muy agradecida y te doy las gràcies.de todo corazón !!!!